Baleares acoge un Encuentro de Confederaciones Cooperativas Españolas

València, 21-09-2017.- El Encuentro de Confederaciones de Cooperativas Españolas ha tenido lugar en Palma de Mallorca los días 20 y 21 de septiembre, un acto que ha reunido a los principales representantes de las federaciones y/o confederaciones de la Comunitat Valenciana, Euskadi, Madrid, Catalunya y Baleares. Se ha celebrado una mesa redonda bajo el título “Sociedad y Cooperativismo”, en la que se ha hablado de las diferentes modalidades de cooperativas de las distintas CCAA y del futuro del cooperativismo en cada una de ellas.

Malena Riudavets, presidenta de la Federación de Cooperativas de las Islas Baleares y Iago Negueruela, conseller de Treball, Indústria i Energia del Govern Balear, han inaugurado la jornada, en la que Riudavets ha insistido en que las cooperativas están de moda y en la vigencia del cooperativismo y de sus valores como la solidaridad, la democracia y la igualdad en la sociedad actual, al mismo tiempo que ha recordado la necesidad de integrarse y cooperar con otras cooperativas.

Tras la inauguración, se abrió el turno de palabra a los representantes de las confederaciones asistentes. Las intervenciones corrieron a cargo de Emili Villaescusa, president de la Confederació de Cooperatives de la CV; Rosa Maria Lavin, presidenta de KonfeKoop, Confederación de Cooperativas de Euskadi; Carlos Pedro de la Higuera, presidente de Fecoma, Federación de Cooperativas de Madrid; Perfecto Alonso, president de CoopCat, Confederació de Cooperatives de Catalunmya i Jerònima Bonafè. presidenta de les Cooperatives Agroalimentàries de les Illes Balears.

Por su parte, Emili Villaescusa ha presentado la Confederació, haciendo un repaso de la organización y estructura y ha destacado que el papel de las federaciones que la integran es principalmente el de “ser útiles a las cooperativas, generando un entorno adecuado para que sigan compitiendo y generando riqueza” . Distingue las cooperativas valencianas en dos grandes grupos: las de producción, dedicadas a mejorar las rentas de los socios: agrarias y de trabajo; y las de consumo, que pretenden proporcionar ahorro a los socios, grupo en el que estarían incluidas todas las demás (transportes, consumo, viviendas, crédito y eléctricas).

Villaescusa ha incidido en la diversidad que prima en este sentido en la CV, que cuenta con 2.500 cooperativas, una facturación de 18.000 millones de euros y 78.000 personas trabajando. Además, según el presidente de la Confederació, “es importante que las federaciones sean útiles para las cooperativas, que ayuden a generar un entorno adecuado, donde puedan crear y seguir compitiendo; pero lo ideal sería que todas las cooperativas fueran polivalentes”.