Un tercio del total de adhesiones a la Declaración por la Ética y el Buen Gobierno han sido de cooperativas valencianas

València, 21-02-2019.- Un total de 191 empresas, 63 de las cuales son cooperativas, se han adherido a la Declaración por la Ética y el Buen Gobierno impulsada desde la Conselleria de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación junto a la Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana, la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana y el Consejo de Cámaras de la Comunidad Valenciana.

Entre mayo y junio del año pasado se realizaron tres sesiones de trabajo y debate que sirvieron para hacer una reflexión sobre la prevención de la corrupción y las malas prácticas en el ámbito empresarial y de las administraciones públicas de la Comunitat; analizar las relaciones entre el mundo empresarial y las administraciones, especialmente en el ámbito de la contratación pública; y lanzar la declaración por la ética y el buen gobierno y en favor de la integridad empresarial e institucional.  El objetivo de las jornadas en València, Castellón y Alicante se centró en dar un paso más para consolidar la confianza en las instituciones valencianas y en el tejido empresarial.

Presentación de la declaración

Tras finalizar los tres encuentros provinciales, se elaboró una declaración ética en favor de la integridad empresarial e institucional con el objetivo de que el mundo empresarial valenciano pudiera manifestar su adhesión y que culminó con la presentación del manifiesto en octubre de 2018.

El acto reunió a las 42 primeras empresas adheridas a la declaración que la suscribieron de manera simbólica durante la presentación, muestra del “compromiso de las entidades firmantes con la ética empresarial y el buen gobierno corporativo y sus principios”, tal y como recoge el texto.

Asimismo, supuso la voluntad de promover mecanismos de prevención de la corrupción y el convencimiento de “que las instituciones tienen que ser ejemplares, transparentes e íntegras para impedir cualquier mala práctica” y así ganar “en transparencia y eficacia económica”, de acuerdo con la declaración.

El texto también sostiene que las empresas de la Comunitat son “una parte fundamental de la sociedad” como agentes básicos para la creación de riqueza y ocupación, y también por características como la responsabilidad social, la sostenibilidad o la proyección de valores, y mantiene que el sector empresarial “sabe que el estricto cumplimiento de las normas y la cuenta de resultados ya no son sus únicos objetivos ni su única preocupación”.

Se trata de una propuesta novedosa, que no había realizado ninguna comunidad autónoma hasta ahora, implicando a empresas y Gobierno en una apuesta por la integridad y la transparencia y convirtiendo a la Comunitat en referente en innovación.

El objetivo último de la iniciativa es atajar el coste económico, social y reputacional que llevan consigo las malas prácticas y mejorar la proyección de nuestra Comunitat.

El buen gobierno corporativo se ha convertido en una herramienta fundamental de las empresas para combatir con éxito las malas prácticas que ponen en riesgo su reputación y afectan su competitividad. De esa manera la integridad, la transparencia y la rendición de cuentas se han erigido en elementos clave de los procedimientos y procesos para dirigir, gestionar y controlar una empresa.

Más INFO: AQUÍ

GRUPO FIRMANTES