Las cooperativas por la inclusión

Ayer se celebró en todo el mundo el Día Internacional del Cooperativismo de 2017 bajo el lema “Las cooperativas aseguran que nadie se queda atrás“. Como cada primer sábado de julio, desde 1923, la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) conmemora esta efeméride a la que se sumó ONU en 1995.

La inclusión forma parte de sus valores, por eso es uno de sus objetivos. Y ¿cómo entendemos las cooperativas este concepto? Aunque es muy amplio, una cosa está clara, que las personas son el centro, el alma. La diversidad es una realidad y como tal, aceptarla significa trabajar por la inclusión.

En estas empresas, todas las personas, sin distinción de raza, género, cultura, origen social o circunstancias económicas, encuentran un espacio de progreso individual y colectivo que potencia el desarrollo de la comunidad respondiendo a sus necesidades. Porque el cooperativismo es una forma de organización que permite a la ciudadanía alcanzar múltiples objetivos económicos, sociales y ambientales, como la erradicación de la pobreza, el empleo de calidad y la integración social, siendo la educación el mejor instrumento para conseguir estos objetivos. La educación inclusiva tiene que ver con facilitar la participación y acceso al aprendizaje sin exclusión.

Por eso, la Unesco declaró como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad la práctica de mancomunar intereses colectivos en cooperativas; declaración que viene a reforzar, por una parte, la capacidad de transformación de estas empresas que aportan soluciones innovadoras para el progreso desde una perspectiva social; y, por otra parte, la aspiración de que los gobiernos las protejan y apoyen.

En la Comunitat Valenciana, como siempre, las cooperativas celebraremos el Día Mundial del Cooperativismo con una jornada conmemorativa que pondrá en valor y dará visibilidad a uno de los fines fundamentales de estas empresas: la inclusión. Será en Castellón el próximo martes, 4 de julio.

La inclusión será, también, el eje temático de la Conferencia Global de la ACI que se celebrará en Kuala Lumpur (Malasia) el 15 y 16 de noviembre de 2017, y es también uno de los valores universales que toda cooperativa lleva en su ADN. Esta conferencia internacional tendrá como título “Poner a las personas en el centro del desarrollo“. Justo de eso se trata: de conjugar el éxito económico, la gobernabilidad democrática y el interés por la comunidad. Siempre al servicio de las personas.

Precisamente con motivo del Día Mundial del Cooperativismo, debemos poner en valor ese trabajo silencioso, ese recorrido elegido libremente, por responsabilidad, que ha hecho de las cooperativas valencianas empresas pioneras en el desarrollo de políticas inclusivas en el ámbito empresarial. Desde hace décadas, el cooperativismo ha destacado en materia de integración laboral de personas en riesgo de exclusión social. Muchos centros ocupacionales y centros especiales de empleo de referencia tienen la forma de cooperativas. Y capítulo aparte merecen también, a nivel pedagógico, las cooperativas de enseñanza, que ocupan un lugar absolutamente privilegiado en el campo de la educación inclusiva.

Efectivamente, hoy, como siempre, el cooperativismo es un modelo sostenible y de futuro que persigue impulsar, desde lo local, un mundo más digno y lleno de oportunidades para las personas, para todas las personas. Vemos la inclusión como un camino, como un proceso del entendimiento que nunca concluye: un ejercicio continuo y permanente que solo comenzará a estar terminado el día que no tengamos que hablar de inclusión porque ya no suponga ningún esfuerzo. El día que, de verdad, nadie se quede atrás. Trabajamos para ello.

Cooperativas por la inclusión